Homeschooling: room tour + materiales

Hoy os muestro cómo nos hemos organizado para crear un espacio especialmente diseñado para estar cómodos haciendo homeschooling. Teniendo en cuenta que no teníamos mucho mobiliario (cuando nos mudamos hace ahora 2 años, decidimos comprar lo justo y necesario: camas, mesillas de noche, mesa y sillas del comedor, sofá, mueble de la tele, televisor, y 2 lámparas), no nos ha quedado más remedio que hacer una pequeña inversión y comprar un par de muebles de almacenaje, una impresora (hasta el momento tirábamos con una impresora que conseguimos gratis de unos vecinos, pero sólo imprimía en blanco y negro), y diversos materiales escolares (pizarra blanca, calendario, globo terráqueo, bandejas de escritorio para almacenar material de papelería…). Eso, junto con los libros y demás materiales necesarios para impartir las distintas materias.

He dudado mucho si compartir o no cómo hemos transformado la zona del comedor en una clase, ante el temor de recibir juicios o críticas gratuitas, tóxicas y poco constructivas. Así que os pido sobre todo respeto. Os estoy abriendo las puertas de mi casa. Estaré encantada de conocer vuestra opinión, pero tened en cuenta que esta distribución y organización la he realizado de esta forma teniendo en cuenta diversos factores y razones (que vosotros desconocéis), y lo más importante, lo he hecho con todo el cariño hacia mis hijos, para que sientan que tienen algo lo más parecido a su cole en casa, un rinconcito donde les haga ilusión estar, se sientan motivados a querer aprender y dar lo mejor de sí mismos, tengan un lugar para guardar cada material de forma ordenada y organizada, y ellos se sientan que pertenecen y forman parte importante de esta clase, que sientan que ese rincón es suyo y les haga sentir especiales.

Éste es nuestro comedor ahora mismo. Cuando trabajamos conjuntamente, nos sentamos mis hijos y yo en la mesa del comedor. Cuando necesito centrarme en explicarle algo a uno de ellos (por ser de una materia troncal en la que cada uno de ellos tiene un nivel totalmente distinto), los separo para evitar distracciones y poder centrar mi atención en cada uno de ellos: uno trabaja en la mesa del comedor (quien requiera mi ayuda y atención) y otro en la mesita individual (donde lleva a cabo el trabajo asignado de manera autónoma).
Así véis a lo ancho algo mejor el salón comedor. Sí, hay una bandera americana al lado del sofá (es una larga y simpática historia*); encima del mueble blanco de madera de la derecha (de los propietarios de la vivienda), tengo la impresora para poder imprimir cualquier cosa desde el móvil y tenerlo todo en la misma habitación.
En el pilar que sobresale de la pared del salón, aprovechando unos clavos que tenían los propietarios, colgué este calendario con bolsillos (lo encontré en Amazon), del que cada día mi hijo mayor se encarga y va cambiando la pincita de bolsillo, día tras día, durante nuestra reunión matutina. Sí, está todo decorado con planetas, estrellas, etc., porque, ya que había incluido “el espacio” en nuestro plan educativo, decidí que sería una buena idea hacer “despegar” este nuevo curso trabajando el proyecto “el espacio” durante las primeras semanas (¿pilláis el juego de palabras?).
Si seguimos rodeando el comedor, en este extremo tenemos esta vitrina que dejaron los propietarios que he decidido usar para guardar y almacenar todos los materiales necesarios para hacer manualidades, trabajos y proyectos de mayor envergadura. El sistema solar que cuelga lo compramos hace un año en Target en la sección de 1 dólar, y lo tenían originalmente en el cuarto de juegos, pero dado que íbamos a trabajar el espacio y centrarnos en el sistema solar, consideré oportuno colgarlo en nuestra “clase” para que lo tuviera bien visible y pudieran consultarlo cada vez que lo necesitaran. En la puerta que comunica con su playroom, coloqué nuestro horario (lo compré en Amazon, lo plastifiqué, usé rotulador de pizarra blanca y coloqué con velcro adhesivo, por si quiero cambiar de orden algo). No lo seguimos a rajatabla, pero nos sirve como guía o referencia. A mis hijos les funcionan los horarios y la rutina, así se sienten más seguros (todas esas horas que figuran en el horario no son horas de estar sentados frente a un escritorio; para que os hagáis una idea, cada día trabajan las troncales 2 horas sentados aproximadamente, y luego el resto del día trabajamos las demás materias en el jardín, o damos paseos, o jugamos, nos sentamos en el sofá a leer libros, o nos tiramos en el suelo, o los dejo que estén de pie si así lo prefieren, también ayudan en las tareas del hogar, cocinan conmigo, limpian, ordenan, crean…).
En el resto de esa misma pared, junto a la vitrina, coloqué un par de sus trabajos de arte de esta primera semana, y una tabla en una funda plastificada para que ellos mismos sean conscientes de lo que han hecho cada día y puedan ir marcando si han cumplido o no con lo planificado para el día. Justo abajo he colocado una papelera para no tener que ir hasta la cocina a tirar las virutas de los lápices o cualquier papel cada dos por tres.
No es mérito mío. Saqué el imprimible de aquí.
Aquí a su altura expongo una serie de materiales de la temática que vayamos a trabajar en el proyecto de esa semana, para que ellos mismos se sientan libres de investigar y curiosear cuando quieran. Ahora mismo estamos trabajando el proyecto “el espacio”, por lo que aquí les he expuesto todos los libros que vamos a leer (así como la cajita del fondo que es para hacer experimentos, o la otra caja de más al fondo que es un puzzle sobre el sistema solar), vamos colocando también algunos proyectos que han elaborado ellos mismos (imaginando su llegada a la luna y poniendo la bandera de su país imaginario, haciendo telescopios de constelaciones…). Abajo, en los cajones, tenemos organizados nuestros libros y materiales de la siguiente manera: columna de la izquierda (lengua inglesa), el primer cajón contiene todo el material de mi hijo mayor, segundo cajón todo el material de mi hija pequeña, y el último cajón juegos relacionados con la lengua inglesa; columna central (matemáticas), la distribución es la misma, primer cajón material de mi hijo, segundo cajón material de mi hija, último cajón juegos y manipulativos de los dos; la tercera columna de cajones organiza los tres temas de ciencias que abordaremos conjuntamente (a la par, mis dos hijos, y que por tanto comparten), primer cajón el cuerpo humano, segundo cajón el espacio, y tercer cajón, cómo funciona el mundo.
Aquí lo podréis ver mejor. Las tarjetas que hacen de letrero las compré por Amazon, las plastifiqué manualmente (no tengo máquina), y con velcro adhesivo las coloqué en cada cajón (con la idea de poder quitar y poner e intercambiar si hiciera falta tantas veces como quisiera). Originalmente escribí los letreros con rotulador de pizarra blanca, pero al pasar cerca o abrir y cerrar cajones, se empezaron a borrar. Así que aprovechando que compré unas libretas con pegatinas en Target, decidí hacer los letreros usando las pegatinas (venían muchísimas).
Junto al mueble Trofast pequeño horizontal que hemos visto antes, tenemos una lámpara de los propietarios que nos viene de perlas, y luego estos 3 muebles de IKEA verticales, que los he usado para organizar, por un lado, todo lo que no deben tocar ellos por su cuenta, que lo he bautizado “teacher’s corner”; ahí he colocado desde accesorios para la pizarra blanca, hasta rotuladores de pizarra blanca, grapadora, sacapuntas, materiales de repuesto (gomas, pegamentos, cinta adhesiva, etc.), materiales de manualidades, más juegos y manipulativos varios para lengua y matemáticas, y sus auriculares. Sobre esa columna, he colocado la bandeja de escritorio donde tengo folios y papeles de colores a su disposición, así como los tablets (que sólo usarán 2 días en semana), donde los conecto si les hace falta cargar batería. Por otro lado en la columna del centro, he colocado dos grandes cajones, uno para cada uno de mis hijos, donde irán guardando sus trabajos de arte (acabo de comprar, y guardar en esos dos cajones, una carpeta archivadora para poder irlos clasificando mejor por proyectos o meses). Arriba de ese mueble, tienen a su disposición esa bandeja circular con todo tipo de material escolar necesario (lápices, lápices de color, rotuladores, do-a-dots, pegamento de barra, gomas de borrar, tijeras…). El último mueble, el de la derecha, es el que he dedicado a Social Studies, materia que compartirán los dos hermanos también y estudiaremos conjuntamente, por lo que el cajón de arriba contiene todo el material de Historia, y el de abajo contiene (o contendrá) todo lo que trabajemos en Geografía. Arriba de ese mueble tenemos nuestro globo terráqueo (que emplearemos todos los días que trabajemos Geografía), y una pequeña figurita de un caballero medieval (regalo de los abuelos de su viaje a León). En la pared tenemos nuestra pizarra magnética donde trabajamos las estaciones y clima todos los días y les dejo que elijan la vestimenta de la mascota de la clase (Mr. BEARy Pie, así lo han bautizado). También tengo un planner que me ayuda a ver de un vistazo qué es lo que tenemos pendiente para hacer ese día o esa semana (ha sido un regalo de una amiga y seguidora, ¡mil gracias Mila!). Luego en la pared, a la izquierda del mueble, tengo colgado nuestro panal de abejitas, que tenemos que conseguir que cada una vuelva a su casita al final de cada día. Y ese cartel que cuelga es…
The Pledge of Allegiance. Si no fuera porque nuestra idea es que mis hijos vuelvan al cole en el próximo curso escolar 2021-2022, no me lo habría ni planteado. PERO desde que entran en Kindergarten los niños aprenden a recitar este juramento ante la bandera de EE.UU. (ya os hacéis una idea de por qué esa bandera está ahí al lado), y dado que a mi hijo se le había olvidado por completo cómo era el juramento después del cierre de los colegios, pensé que así lo recordaría si lo recitamos todos los días, tal y como hacía en su cole junto a la bandera antes de empezar el día. No quiero que se sienta mal si al llegar el próximo curso es el único que no lo sabe recitar… Son costumbres de nuestro país de acogida, y debemos respetarlas . Allá donde fueres, haz lo que vieres, ¿no? De momento a mi hijo le hace ilusión hacer como hacía el curso pasado con su profesor.
De esto no he comprado nada, tenía esa caja organizadora, que he desmontado para organizar mejor el cajón; todos estos materiales los tenían mis hijos en unos maletines que recibieron por regalo de Navidad, para hacer manualidades, he cogido lo que les quedaba y lo usaremos este curso para distintos proyectos.

Muebles:

  • TROFAST de IKEA, este modelo y éste (yo elegí el tipo de cajones según nuestras necesidades: por ejemplo, los de Arte o Geografía e Historia necesito que sean de mayor tamaño que el resto ya que dentro guardo atlas, libros de gran tamaño, o trabajos de arte voluminosos).
  • Pizarra blanca magnética de Target.
  • Globo terráqueo de Costco.
  • Bandeja organizadora de escritorio de Target.
  • Pequeña cajonera de escritorio de Staples (la tengo junto a la impresora para guardar cartuchos de tinta, y papel)
  • Mesa comedor y sillas de IKEA (las compramos al llegar a EE.UU. hace dos años).
  • Mesita individual de pizarra blanca y con sillita, de Walmart (fue un regalo de los abuelos por un cumpleaños pasado).
  • Armario (es de los propietarios de la vivienda)

Electrónica:

Libros:

1st grade:

Si hubiese sido por mí, no habría escogido este currículum ni loca; pero es el que van a usar este curso y el siguiente en el colegio, así que prefiero seguir la línea del centro educativo en una materia troncal como es matemáticas.
Dado que el homeschooling puede llegar a acabar implicando un gran desembolso e inversión inicial, decicí adquirir algunos libros en formato PDF, imprimirlos en casa, y luego encuadernarlos en Staples. En ELA me desbanqué del curriculum del colegio, y decidí optar por adquirir los currículums de 2 niveles de The Good and the Beautiful. Me parecen más completos y saldrá mejor preparado de cara al curso que viene; además se trabaja todo de una forma que funciona mucho mejor con mi hijo. No es aburrido ni tan repetitivo.
  • Matemáticas (currículum completo de 1st grade): enVision Math 2017 Student Edition Grade 1 Volume 1; enVision Math 2017 Student Edition Grade 1 Volume 2
  • Lengua inglesa (ELA) (currículum completo de 1 y 2 grade):  The Good and the Beautiful, Language Arts, Kindergarten y Level 1. (a pesar del título de cada libro, los contenidos corresponden realmente a los impartidos en 1st y 2nd grade en el currículum del colegio de mi hijo). Asimismo, también escogí The Good and the Beautiful, Handwriting, Level 1 (en estos primeros cursos de primaria trabajan también la caligrafía).

Pre-K:

Como mi hija está en educación no obligatoria, me di el gusto de elegir los currículum de The Good and the Beautiful, ya que vi que encajan bien con sus gustos (y los míos), y su forma de hacer las cosas. ¡De momento está enamorada con todos sus materiales!
Al igual que en matemáticas, en una semana mi hija está encantada: ha pasado de no ser capaz de leer nada, a empezar a leer algunas palabras y recordar ya todas las letras (no sólo en español, sino también en inglés, junto con los distintos fonemas que les corresponden). Me ha fascinado lo bien que le está funcionando este currículum a ella. La ficha que véis en la funda de plástico la saqué de Totschooling, y nos viene fenomenal para que vaya aprendiendo a escribir bien su apellido también. Es un archivo editable y gratuito. La he puesto en esta funda de plástico para que pueda repasar las líneas tantas veces como sea necesario con un rotulador de pizarra blanca.
  • Matemáticas (currículum completo de Kindergarten): Level K de The Good and The Beautiful.
  • Lengua inglesa (ELA) (currículum completo de Pre-K): Level K Primer de The Good and The Beautiful y para Handwriting Level Kindergarten de The Good and The Beautiful.
Tengo un nuevo juego de mates en camino. Cuando lo reciba os actualizo el post y lo incluyo. El juego de la hora es de Learning Resources y lo compré por Amazon. El resto de manipulativos es de la caja de matemáticas que compré por separado en The Good and The Beautiful.

Juegos (y manipulativos): creo firmemente en la importancia que tiene el juego en la infancia como método de aprendizaje. Los niños nacen con esa curiosidad instintiva y esas ganas de convertir cualquier cosa en un juego, porque ésa es su forma natural de aprender sobre el mundo que les rodea. Es la forma que tiene el cerebro humano, al menos en la primera década de vida, de adquirir conocimientos y se le queden grabados de por vida. A través del juego y de experimentar. Por eso a pesar de recurrir a unos currículums para las materias troncales (que funcionarán de guía), he visto muy necesario hacernos con una serie de juegos de mesa que les ayuden a reforzar y practicar lo aprendido y lo utilicen de manera práctica y divertida. Además de los juegos, los manipulativos los veo muy necesarios igualmente para trabajar las matemáticas y ayudarlos a entender conceptos más abstractos.

Dirigidos a mis dos hijos sin distinción de edad, ya que para estas materias he elaborado un solo programa para mis dos hijos:

A mis hijos les chifla la historia. Tendríais que haberlos visto gritando de emoción y maravillándose en el MET de NYC. Desde pequeños les he hablado de la Prehistoria, los antiguos egipcios, los romanos… Así que este año he decidido centrarme aún más en ello, partir de lo que ellos ya saben, profundizar en la Antigüedad y avanzar un poco más en la Historia hasta llegar a la Edad Media.
En Geografía también he incluido otros libros, pero no los tenía aún aquí guardados. Cuando lleguemos al proyecto de “una vuelta al mundo”, os los comparto.

Social Studies: esta materia no es troncal ni obligatoria, pero decidí incluir algo de Social Studies en el plan educativo. En este caso yo decidí elaborar por mí misma el currículum. Trabajaremos la Historia y la Geografía con libros como estos que compré a través de Amazon, otros libros digitales disponibles en ABCmouse.com y Bookflix (e incluso audiolibros y vídeos en Youtube), además de algunos que pediremos en la biblioteca municipal. Trabajaremos por proyectos, centrándonos en distintos temas, trabajando de forma conjunta la música, arte, historia, antropología y geografía, de forma práctica y lúdica.

Los encontré en Amazon.
Estos también los compré en Amazon.
Algunos libros ya los teníamos desde el año pasado. Sólo los dos de la derecha los hemos encontrado en Costco ahora a finales de agosto y los compramos para añadirlos a nuestra biblioteca. ¡Les han gustado muchísimo! Space es un libro pop-up con páginas rígidas de cartón, que permiten que los niños visualicen todo en 3D y lo puedan tocar sin miedo a que se rompa. Space Explorer está compuesto de 5 libros, cada uno de una dificultad lectora distinta (desde primeros lectores hasta textos más elaborados para cursos superiores o para leérselos nosotros a los niños), y abarca distintos aspectos del espacio: constelaciones, la vida como astronauta, historia de la carrera espacial, galaxias, sistema solar, experimentos que pueden hacer los niños para entender mejor cómo funciona un cohete, o cómo es el espacio exterior…

Science: al igual que Social Studies, Science no es una materia troncal, pero igualmente decidí incluir algunos temas de ciencias en el programa de este curso. Además de estos libros que aquí os presento, también recurriremos a libros de la biblioteca, libros en versión digital en ABCmouse.com y Bookflix, visitas, experimentos y actividades para que prueben y vivan en primera persona todo lo que quiero que aprendan y se les quede grabado en su memoria para toda la vida.

Art: en arte iremos trabajando diversos estilos y conceptos aprovechando las distintas oportunidades que nos brinden los distintos proyectos de Ciencias, Geografía e Historia, pero no he comprado ningún currículum ni libro de texto. De momento hemos trabajado la distinción entre colores primarios y cómo se forman los secundarios (y de camino hemos estudiado la cromatografía), y estudiaremos y analizaremos (y reproduciremos alguna de) las obras y estilo de Monet en las siguientes semanas (de la mano de nuestro viaje por el mundo conociendo los distintos continentes y países/culturas), así como la escritura y pintura china, por poner algunos ejemplos.

Music: de la mano de nuestros proyectos de Geografía e Historia, iremos indagando y conociendo distintos compositores y músicos de distintas épocas, países y culturas, aprenderemos canciones populares de distintos lugares, y en los siguientes meses les estaré enseñando a tocar el piano (estoy esperando a recibir los libros de piano).

Español: aunque mis hijos hablan perfecto español, desde que están aquí la lectura del español se les ha ido “olvidando”. Más bien se han vuelto vaguetes, porque les resulta mucho más fácil y rápido leer en inglés. Así que uno de los objetivos de este curso es que vuelva (mi mayor) o empiece (mi peque) a leer en español de forma más fluida, y se vuelvan también más ágiles en su escritura. Para ello, escribiremos cartas a los abuelos, escribirán libros, historias, y leeremos libros o haremos juegos que impliquen leer en español.

P.E. (Physical Education): si os soy sincera, lo mío no es el deporte. Odio hacer deporte. No me gusta y se me da fatal. Punto. Así que la mayoría de días invento juegos de carreras y saltos, que implican pintar en el driveway con tizas un circuito con letras, números o palabras, que tendrán que localizar rápido para conseguir ganar (así trabajan también las mates y la lectoescritura), también les enseño y juego con ellos a juegos tradicionales (la gallinita ciega, el juego del pañuelo -éste cuando estamos con la otra familia con la que hacemos homeschooling coop**-, fishy fishy cross my ocean, duck duck goose, pollito inglés, a saltar la comba…). Los viernes también mi marido se encarga de darles clases de soccer y tenis (junto con los niños de la otra familia).

*La historia de la bandera de EE.UU. en nuestro salón: hace unas semanas, cuando estaba terminando de organizar lo que sería nuestro cole en casa, en el grupo privado de vecinos de aquí, un señor, voluntario y encargado del campo de banderas cada Memorial Day, ofreció a donar banderas a aquellas familias que fueran a hacer homeschooling, o bien remote learning (enseñanza a distancia con el colegio), si deseaban colocar una bandera en el cuarto donde fueran a estudiar los niños, para hacerlos sentir como en clase, y pudieran recitar cada mañana el “Pledge of Allegiance”. Me pareció un bonito gesto y muy buena idea para nosotros para que mi hijo se sintiese motivado a aprenderlo de nuevo y saberlo recitar de cara al siguiente curso, cuando volviera al colegio. Le escribí al buen señor y él encantado me reservó una. Mi marido al día siguiente, fue en coche a recoger la banderita. Pero la sorpresa fue tremenda, porque de banderita, no tenía nada. Era una bandera gigantesca, tan alta como el techo de nuestro salón. De milagro entró en el coche, en el que tuvo que doblar los asientos traseros para que entrara el poste desde el maletero. Cuando me vi con semejante bandera en casa, ya no sabía dónde colocarla (es una bandera para colocar claramente en el exterior…). Hiciera lo que hiciera, la bandera iba chocándose con el techo o tirando cosas de los muebles… Y no, no venía con ninguna base para colocarla verticalmente en el suelo. Así que de momento la pobre descansa haciendo equilibrio sobre nuestra lámpara, y me temo que para el siguiente Memorial Day, se la devolveremos al buen señor (aunque no sé si la aceptará).

** Este curso en el que vamos a hacer home education, hemos decidido formar una cooperativa con otra familia con la que hemos hecho una estricta burbuja y nos hemos comprometido a no socializar con nadie más (salvo visita al médico, o algo de similar importancia y necesidad); nos reuniremos cada semana 2 ó 3 veces a la semana, para que los niños hagan algún proyecto juntos, manualidades, y tengan tiempo para jugar entre ellos, hagan ejercicio, y principalmente socialicen. Eso sí, a pesar de nuestro compromiso de no socializar con nadie más, siempre llevaremos nuestras mascarillas, lavaremos nuestras manos con regularidad y mantendremos una distancia de seguridad. No es lo mismo que estar en una clase con sus compañeros, pero siendo realistas y en las circunstancias en las que se va a volver al colegio, menos da una piedra.

En el próximo post os compartiré cómo hemos trabajado el proyecto “el espacio”, qué materiales, recursos, libros hemos empleado y qué actividades hemos realizado, por si a alguien le puede resultar de utilidad. (Así haré también con los demás proyectos y unidades de las materias no troncales.) Asimismo planeo contaros cómo estoy recopilando y archivando los trabajos y avances de mis hijos para elaborar un portfolio, en otro post independiente. Y en cuanto tenga otro hueco, os compartiré información de algunos lugares nuevos que recientemente descubrimos, que debéis visitar si estáis por Massachusetts. ¡Por aquí os espero!

7 comentarios en “Homeschooling: room tour + materiales

    1. Muchas gracias!! Es mucho trabajo, pero al menos siento la satisfacción de ver que van aprendiendo, disfrutando y estamos todos más tranquilos en tema COVID-19. 🙂 Gracias por tu apoyo y palabras de aliento!!!

      Le gusta a 1 persona

  1. Pues no sé cómo nadie puede venir a criticar este post.
    Yo no dejo de admirar el trabajazo que has hecho y de pensar que el homeschooling no es para mí. No tendría paciencia. De paso acabo de descubrir que la enseñanza tampoco es lo mío.
    A mi me parece muy bien todo lo que has preparado. Excepto eso de la jura de bandera, ¿en serio les hacen cantar en clase? Cuánto patriotismo, es superior a mí jajaj

    Le gusta a 1 persona

  2. Que hermosura de post! Que trabajo tan maravilloso has hecho. Se ve que fue hecho con muchísimo amor, que al final, es lo que importa. El único problema es que no creo que tus niños vayan a querer regresar a su escuela el año que viene 😆😆😆😆muchas felicidades! Que sigan disfrutando este año escolar!

    Le gusta a 1 persona

    1. Oooh muchas gracias por tus palabras!! Ojala lo disfruten este curso tanto como yo! El curso que viene, veremos a ver cómo reaccionan al volver al cole! Sé que lo echan mucho de menos… Ojalá cuando llegue el momento de volver, lo hagan con el mismo cariño e ilusión que han tenido hasta ahora!

      Me gusta

  3. Acabo de encontrarte y estoy muy feliz :)! Nosotros estamos haciendo un mix “remote learning/homeschooling” y me ha encantado tu post, me has dado muchas ideas!. Mi problema es que no me organizo muy bien…
    He entendido a la perfección tus reticencias sobre no comentarios no constructivos, nosotros hemos convertido el dormitorio de matrimonio en la zona de homeschool y un poco mi office y para la gente en España es un choque, pero nos funciona genial.

    Un abrazo enorme!

    Me gusta

    1. Hola Laura!! Muchas gracias por tu comentario! Y por tu comprensión! Efectivamente, parece que a la gente en España les cuesta entender determinadas cosas y aceptarlas o respetarlas… Me alegro de que te haya servido el post! Justo tengo un post en borrador sobre cómo me organizo para poder llevar al día el homeschooling y la casa. Ojalá la semana que viene pueda terminarlo y publicarlo! Un abrazo!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .