Vuelta al cole en pandemia

La vuelta al cole 2020 está dando mucho que hablar en todo el mundo. Y aquí no iba a ser menos. Desde junio se ha estado especulando con los distintos escenarios y modalidades que podrían ofrecer los colegios en septiembre. El DESE (Department of Elementary and Secondary Education) estableció una serie de criterios mínimos que deberían cumplir los centros escolares el próximo curso: una distancia mínima de 3 pies (1 metro aprox.) entre pupitres y alumnos, lavado de manos frecuente (con dispensadores -con sensor de movimiento- de gel desinfectante de manos en cada aula, gimnasio y comedor), mascarillas obligatorias para todo el personal de los colegios y todos los alumnos a partir de 2º grado (7-8 años); las mascarillas de los alumnos deberían ser de tela reutilizables, proporcionadas por cada familia, mientras que los propios centros escolares también deberían ser los responsables de abastecerse de mascarillas desechables para sus profesores y empleados, así como 1 mascarilla por alumno a la semana en caso de que la propia de los estudiantes se estropeen o extravíen algún día puntual. Estos son los requisitos mínimos; luego cada distrito elaborará sus propios requisitos de reapertura (deberán cumplir como mínimo los establecidos por el DESE) y los enviarán al DESE quien deberá aprobarlos. Asimismo cada centro está obligado a presentar 3 modelos educativos para el curso 2020-2021: online, presencial e híbrido.

En nuestro distrito los modelos que hicieron públicos en la última reunión del comité escolar fueron los siguientes, teniendo en cuenta que nuestro distrito ha dejado claro que priorizará ante todo la salud y seguridad de los estudiantes y profesores (han establecido como objetivo primordial el mantener 6 pies de distancia -aprox. 2 metros- y reducir las ratios):

Modelo 100% presencial: mascarillas obligatorias a partir de 2º grado, pupitres separados a 1 metro de distancia, con clases de 21 alumnos en primeros ciclos de primaria y 26 alumnos en los últimos ciclos de primaria; 16 alumnos en los primeros ciclos de secundaria y 20-24 alumnos en los últimos cursos de secundaria. Se vaciarían las clases de cualquier tipo de material o mobiliario, dejando únicamente las sillas y pupitres de los alumnos; es posible que no hubiera recreos y los almuerzos tendrían lugar en el aula. No obstante, debido a la poca distancia entre alumnos y el ratio de estudiantes por aula, han considerado que este modelo no es seguro ni factible, con lo cual no es una modalidad que vayan a ofrecer, salvo a alumnos con altas necesidades especiales que necesiten de apoyo presencial diario (siempre que sea factible).

Modelo híbrido (**): se divide cada clase en dos grupos (A y B), reduciendo la asistencia diaria de alumnos al 50%, asegurando de este modo 2 metros de distancia entre pupitres. Las mascarillas son obligatorias a partir de 2º grado. La ratio de alumnos/profesor/aula será la siguiente: 18 alumnos en educación infantil por clase, 10 alumnos en primeros ciclos de primaria y 13 en los últimos ciclos de primaria; 8 alumnos en los primeros ciclos de secundaria y 10-12 alumnos en los últimos cursos de secundaria; se vaciarían las clases de cualquier tipo de material o mobiliario, dejando únicamente las sillas y pupitres de los alumnos. El grupo A iría lunes y martes de forma presencial (cuando se da materia nueva), y miércoles, jueves y viernes hacen enseñanza a distancia, con trabajos o deberes de refuerzo del contenido aprendido el lunes y martes, que deberán ir haciendo por sí solos, sin asistencia o seguimiento de profesores ni reuniones virtuales; el grupo B iría jueves y viernes (se da exactamente el mismo contenido y materia que se les impartió a los alumnos del grupo A el lunes y el martes), y lunes, martes y miércoles este grupo hará las mismas tareas y deberes de refuerzo que les mandaron a los del grupo A, sin apoyo ni seguimiento ni reuniones virtuales con los profesores. Los miércoles se dedicarían a desinfectar en profundidad los colegios. En este modelo la asistencia será obligatoria en los días que le corresponda a cada alumno y se evaluará el desempeño, actitud y progreso de cada estudiante, elaborando un informe con notas a final de cada trimestre.

Modelo online 100%: para aquellos alumnos cuyas familias se sientan más seguros quedándose en casa y no asistir ningún día a la escuela, lo único que pueden ofrecer es la posibilidad de que recurran a la plataforma de enseñanza virtual estatal que se estableció en marzo con el cierre de colegios, pero que lleva un currículum impuesto por el estado (muy sencillo y con poco nivel de exigencia) y no específico al colegio en el que estén matriculados los alumnos, y no tendrían apoyo ni seguimiento de ningún profesor, ni reuniones virtuales. Consiste en una web con unos vídeos instructivos elaborados por algún profesor del estado de Massachusetts, y una serie de archivos descargables para elaborar fichas. No se evaluará ni hará seguimiento de los alumnos.

**Modelo online 100% en caso de que los colegios de este distrito se vean obligados a cerrar: en este caso, los alumnos que hubieran elegido por el modelo híbrido al iniciar el curso, se verán obligados a hacer un modelo de enseñanza a distancia establecido y elaborado por el propio colegio, con un estricto horario con reuniones virtuales desde las 9 de la mañana hasta las 3 de la tarde, con un pequeño descanso a las 12:00 de media hora para almorzar. Así sería lunes, martes, jueves y viernes, mientras que los miércoles sería mitad de la jornada con clases virtuales en directo, mientras que la otra mitad de la jornada sería tiempo de tareas o trabajo por cuenta propia del estudiante. En este caso de enseñanza remota o a distancia sí se evaluará a los alumnos y la asistencia a dichas reuniones virtuales será obligatoria para todos, y se entregará un informe con notas al finalizar cada trimestre.

Estos son los modelos que han presentado a los padres y han enviado al DESE para que sean aprobados. Asimismo han dejado claro que el modelo que cada familia elija a comienzo de curso, deberá ser el mismo por el resto del curso, no pudiendo solicitar un cambio de modalidad de enseñanza a mitad de curso. Si una familia opta por el modelo híbrido, no podrá cambiar a modelo 100% remoto, una vez comenzado el curso; al igual que si otra familia opta por el modelo 100% remoto, no podrá solicitar cambiar al modelo híbrido o presencial en mitad del curso. Sólo se podrá cambiar del modelo híbrido al remoto 100% si el colegio se ve obligado a cerrar, en cuyo caso los alumnos inscritos en el modelo remoto deberán seguir con el modelo de enseñanza a distancia ofrecido por el colegio, y no la plataforma virtual estatal.

Además han establecido unas aulas de “aislamiento” para aquellos niños que en plena jornada escolar empiecen a presentar síntomas, o hayan podido estar expuestos a algún caso positivo. Allí estarán monitorizados por la(s) enfermera(s) del colegio que se encargará de avisar a los progenitores o tutores legales de los menores afectados.

Todavía no se llegaron a hacer públicas las opciones para organizar una entrada y salida de los centros educativos que fuese segura, y tampoco han aclarado cuáles van a ser los protocolos en caso de positivos por COVID19 en las aulas, por ejemplo. Quedan algunas lagunas por resolver.

Las opciones que se ofrecerán en nuestro distrito han provocado una fuerte reacción por parte de padres y profesores. Muchas familias no pueden estar en casa de 3 a 5 días en semana (dependiendo de si hacen el modelo híbrido o el online) para cuidar a sus hijos y ayudarlos con las materias escolares, ya que sus trabajos no se lo permiten; hay familias monoparentales o familias cuyos dos progenitores trabajan en puestos presenciales que no admiten días a distancia o cierta flexibilidad de horarios; profesores que son grupo de riesgo y van a exponerse 4 días a la semana a la posibilidad de contagiarse por el coronavirus… Todo el municipio se ha organizado y recogido firmas para pedir cambios a esas opciones al comité escolar. Ante la posibilidad de que esas peticiones no puedan llevarse a cabo y no se produzcan cambios a las modalidades ofrecidas por el distrito, muchas familias han empezado a crear “learning pods“, que son pequeños grupos de familias, con problemas de conciliación, cuyos hijos irán al mismo curso y estarán asistiendo en el mismo horario, para organizarse y repartirse a esos niños por días en casa de una u otra familia, según cuando los padres puedan pedirse un día libre a la semana; otros muchos han decidido matricular a sus hijos en colegios virtuales públicos (desde mayo están ya sin plazas libres, y hay una larga lista de espera) o privados; otros han empezado a buscar “daycares” (guarderías, algunas incluso para niños de hasta 9 años) y “nannies” (canguros) para los días en los que sus hijos no tengan clases presenciales; otros (sorprendentemente un número mucho mayor de lo esperado) han optado por dar de baja a sus hijos del sistema escolar, y hacer homeschooling el próximo curso.

Mis hijos tienen 4 y 6 años, y este curso deberían ir a Pre-K y 1º grado. Hasta 2º grado la mascarilla no es obligatoria en el aula (en la calle, lugares cerrados, etc. sí es obligatoria a partir de los 2 años), y por lo que he visto en los grupos de p/madres de mi distrito, la inmensa mayoría de ellos tienen claro que sus hijos irán al colegio sin mascarilla si ésta no es obligatoria en el curso de sus pequeños, porque no pueden tolerar que sus hijos estén 5 horas al día con una mascarilla (parecen obviar que la idea de la mascarilla es para protegerse unos a otros y reducir el riesgo de contagio -sobre todo para aquellos niños que sean grupo de riesgo-, y prefieren centrarse solo en la comodidad de sus churumbeles). Teniendo también en cuenta que han cancelado recreos y que han retirado de sus aulas todo mobiliario, juegos, juguetes y materiales sensoriales o manipulativos, convirtiendo cada aula en una simple habitación vacía con hileras de pupitres separados entre sí por 2 metros… Lo han convertido en un entorno frío y distante, privándolos del juego, en unas edades en las que es crucial. Si además tenemos en consideración que tanto mi hija como yo somos grupo de riesgo en caso de contraer COVID19, no nos ha quedado más remedio que rechazar tanto la opción de una asistencia presencial 100% como la híbrida. La otra opción que nos quedaba era la opción 100% online, a través de la plataforma virtual estatal, pero para unos niños de 4 y 6 años no era realmente instructiva ni remotamente llamativa o kid-friendly, con un currículum muy pobre y escaso. Por estos motivos, y a pesar de estar encantados con los colegios de nuestros hijos y ellos adorar a sus profesores y compañeros, finalmente hemos decidido hacer homeschooling con nuestros hijos (más específicamente homeschooling coop), para el próximo curso 2020-2021. Como este post ya se ha hecho muy largo, escribiré dos o tres posts más (van a ser extensos) en el que me centraré en responder todas las preguntas que he recibido por Instagram sobre homeschooling y la posibilidad de socializar de forma segura o mantener la fluidez en inglés, y os explicaré los requisitos y procedimientos para poder hacer homeschooling en EE.UU., más concretamente, en el estado de Massachusetts, así como nuestra programación, libros, materiales y recursos que usaremos el próximo curso para pre-K (curso que corresponde a 2º-3º de educación infantil) y 1º grado (curso que correspondería a 1º-2º de primaria).

¿Cómo va a ser la vuelta al cole en vuestros centros educativos? ¿Vais a llevar a vuestros hijos al colegio este curso?

2 comentarios en “Vuelta al cole en pandemia

  1. Ya sabes aquí en España esperarán a finales de agosto para decir algo, para no improvisar y esas cosas…
    Me llama la atención que en infantil sea mayor el ratio que en los primeros cursos de primaria y en secundaria más bajos. En España sube al subir de curso.
    A mí tampoco me llaman esas opciones, al final la educación parece para crear máquinas… aunque yo no me atrevería tampoco con el homeschooling…

    Me gusta

    1. Ya, me han dicho que hasta finales de agosto en España no se sabrá nada definitivo…
      A mí también me ha llamado que en la última reunión dijeran 18 alumnos por clase, cuando los cursos anteriores en los que estuvo mi hijo y luego al año siguiente mi hija no había más de 8-10 alumnos por aula. No sé si se tratará de un error, o calculan por el número de matrículas que haya un incremento de la ratio. Realmente me sorprendió, ya que por ley los cursos de niños más pequeños deben tener una ratio inferior a los cursos superiores (el curso pasado en la clase de mi hija eran 8 lunes, miércoles y viernes, y 10 niños martes y jueves; hace ya dos cursos atrás en la clase de mi hijo había 10 alumnos cuando él iba -lunes, miércoles y viernes). De hecho, antes de que publicaran esos números, estaba convencidísima que si hacían el modelo híbrido en la clase de mi hija sólo habría 4-5 niños e incluso me planteaba que fuera al cole en esas circunstancias… Me parecía una cifra baja y que con el tamaño de las clases, era más que factible mantener a los niños separados más de 2 metros. Pero me llevé la desagradable sorpresa cuando dijeron que serían 18.
      El homeschooling no es para todos los niños ni para todos los padres… Mis hijos disfrutan aprendiendo y les encanta el colegio; pero sé que en esas circunstancias que tendrán el próximo curso no disfrutarían y acabarían sintiendo rechazo hacia todo lo que implique o esté relacionado con la escuela, y es lo que no queremos. Mis hijos también saben lo que es hacer homeschooling conmigo, se sienten cómodos y les entusiasma la idea de seguir este curso yendo al “cole de mamá”, como ellos lo llaman, porque lo hemos estado haciendo casi todos los años de una forma u otra (aunque estuvieran escolarizados aquí, yo me he encargado de irles enseñando a leer y escribir en español aquí, y seguir el currículum establecido por el Ministerio de Educación, en caso de que volviéramos a España). A fin de cuentas, lo que todo padre o madre quiere es que sus hijos sean felices, estén relajados, progresen y disfruten aprediendo (y nunca pierdan esas ganas por aprender y superarse a sí mismos), y si en este caso, la única forma que tenemos de hacerlo es haciendo homeschooling, así lo haremos. 🙂
      Mucho ánimo con la vuelta al cole. No es una decisión fácil la que tenemos que tomar los padres este año. Decidas lo que decidas será la mejor opción para tu familia.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .